Saltar al contenido

¿Reformar piso antes de vender?

reformar piso venta barcelona

Estas pensando en poner a la venta un piso en Barcelona e inevitablemente se te viene a la cabeza el eterno dilema. ¿Vale la pena invertir en una reforma antes de venderlo? ¿Es mejor vender el piso reformado o por reformar? ¿Quizás hacer algún apaño?

Ya te adelanto, que no vas a encontrar en este artículo una respuesta única a la pregunta, pero sí algunas reflexiones al respecto que quizás te ayuden y que son fruto de nuestra experiencia de años en el sector.

Nos encontramos a menudo con propietarios a los que se les ocurre que es buena idea hacer una pequeña reforma de alguna parte del piso, como la cocina o el baño, para tratar de mejorar un poco el aspecto general del mismo y añadirle algo de valor. No nos vamos a andar con rodeos: en general esto no vale la pena, menos aún si se pretende repercutirlo en el precio.

La mayoría de compradores clasifica mentalmente los pisos en dos categorías: “reformados” o “por reformar”. La cuestión es que una reforma parcial, en general no tiene el suficiente peso como para convertir a ojos del comprador un piso “por reformar” en uno “reformado”. Es por ello que tampoco aumentará el valor percibido ni por tanto el precio que estos están dispuestos a pagar así que si inviertes dinero en una pequeña reforma, lo más probable es que nunca recuperes esa inversión.

Si el piso está completamente por reformar, podrías contemplar hacer una reforma integral para aumentarle el valor, pero si no tienes mucha experiencia en ello y sabes exactamente qué tipo de pisos y reformas demandan los compradores te puedes encontrar con que te gastes más en la reforma de lo que recuperarás al vender. También puede suceder algo peor: que crees un piso invendible, sin mercado.

Un piso a un precio ajustado, por reformar, siempre tiene mucho más mercado, que un piso más caro y reformado a tú gusto.

Insisto, a no ser que seas un experto y sepas exactamente lo que piden y valoran los compradores y sepas además convertirlo en realidad, en cuyo caso a lo mejor te has equivocado de profesión :).

Hemos visto a tantas personas perder dinero haciendo reformas (a veces mucho), que por defecto recomendamos prudencia. Puede parecer algo trivial y sencillo pero en realidad no lo es y nos encontramos a menudo que incluso inversores experimentados que hacen este tipo de operaciones habitualmente se equivocan a veces al plantear la reforma y luego tienen muchos problemas para vender o se ven forzados a hacerlo finalmente con pérdidas.